La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), advirtió en el segundo trimestre del 2020 que el 50% de las 4 millones 760 mil micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMes) enfrentarían problemas de liquidez, lo que limitaría su capacidad para poder cumplir con sus obligaciones fiscales, de nómina y reparto de utilidades.

PyMes: el pilar de la economía

Las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes) generan 77 de cada 100 empleos en México, y debido a la crisis sanitaria, hoy se encuentran bajo un problema aún más profundo de solvencia económica ante la falta de ventas y posibilidad de cobrar a sus clientes.

De acuerdo con el estudio sobre la Demografía de los Negocios 2020, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), una empresa de reciente creación en México tiene 7.8 años de vida y durante el primer año de operaciones, 3 de cada 10 cerrarán de forma definitiva.

La liquidez, es la facilidad con la que podemos convertir un activo en flujo de efectivo para poder cumplir con nuestras obligaciones en el corto plazo. Si tu empresa no puede monitorear las cuentas por cobrar de sus clientes o está teniendo problemas de cobranza, está creando un “punto ciego” en el negocio, sin poder tomar las decisiones a tiempo provocando una posible falta de liquidez, lo que podría desencadenar en un cierre de la empresa.

Vigila tus finanzas en tiempo real

Una manera en la que se pueden monitorear las cuentas por cobrar es utilizando el panel personalizado de Datos Capital para tu empresa, en el que tendrás visibilidad de la rotación de cuentas por cobrar y los días de cuentas por cobrar en tiempo real, además de otras métricas relevantes.

La rotación de cuentas por cobrar es una medida de la rapidez y eficacia con la que tu empresa cobra las facturas pendientes. Indica cuántas veces por periodo, la compañía cobra y convierte en flujo de efectivo las cuentas que los clientes no han liquidado.

Una rotación alta quiere decir que el dinero es cobrado con facilidad y rapidez para su uso en la operación de la empresa. Aunque también puede significar que estamos dejando pasar oportunidades de venta y adquisición de clientes porque el manejo de las cuentas por cobrar es muy riguroso.

Si la rotación es baja, puede significar que nuestros clientes están teniendo problemas financieros o que necesitamos mejorar los términos de negociación para cobrar más rápido.

Por otro lado, los días de cuentas por cobrar, nos muestra el promedio de días que nuestra empresa tarda en cobrar las cuentas a crédito.

¿Cómo saber si mi rotación se encuentra en un nivel adecuado?

Es necesario hacer comparaciones a lo largo del tiempo de estos indicadores y con otras empresas del mismo sector, esto para poder medir el rendimiento de tu empresa respecto a su propio desempeño y frente a la competencia.

Conocer los indicadores de cuentas por cobrar te permite rastrear los cobros durante el mes, y saber si debes realizar ajustes en la política de cobranza para evaluar si se está teniendo la recuperación de efectivo en el plazo estipulado.

Pero entonces, si nuestros clientes están teniendo problemas financieros, ¿cómo puedo mejorar la liquidez de mi negocio?

Te daremos tres recomendaciones que debes considerar para que la operación de tu negocio, no esté en riesgo:

1.- Utilizar el método de factoraje financiero. Es una opción de financiamiento en la que mediante un contrato, tu empresa vende sus cuentas por cobrar a una financiera, y así, puedas recibir el dinero en efectivo más rápido por lo que te deben tus clientes y la operación del negocio se mantenga en funcionamiento.

2.- Solicitar un crédito revolvente. Con este financiamiento puedes disponer del dinero cuantas veces lo requiera el negocio, siempre y cuando se haya pagado de forma parcial o total la línea de crédito que te proporcionó la institución bancaria o financiera. Es un préstamo de corto plazo y te proporciona liquidez cuando tu empresa lo necesita.

3.- Podemos realizar “cobranzas preventivas”, es decir, avisar a los clientes con días de anticipación que tienen facturas prontas a vencer para que puedan realizar el pago antes del plazo estipulado y eviten los intereses por morosidad, e incluso, considerar descuentos por pronto pago para incentivar la entrada de dinero a nuestra empresa. Para que esto funcione de manera eficiente, necesitamos monitorear constantemente las cuentas por cobrar para saber cuáles están próximas a vencer.

Si eres dueño de una PyMe, es muy importante que entiendas estos indicadores y cómo monitorearlos para poder tomar decisiones rápidamente, así evitarás tener problemas de liquidez por no tener un control adecuado y no conocer alternativas como el factoraje y crédito revolvente que, sin duda, mejorarán la estabilidad de la empresa.