De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), de las 4 millones 760 mil micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMes) que existen en México, la esperanza de vida aproximada es de 7.8 años, y aunque desde el 2014 hasta el 2019 se crearon 5 nuevos establecimientos por cada 10 negocios, desaparecieron cuatro. Entre las principales razones está la falta de información de sus propias finanzas para tomar decisiones adecuadas en la operación.

Aunado a esto, el Observatorio Estratégico de la Alianza del Pacífico, documentó que existen varios desafíos que están relacionados directamente con las finanzas del negocio, y uno de ellos es que el 65% de los dueños de empresas se quedan sin ingresos suficientes para subsistir, una de las causas es que no existe separación entre las finanzas personales y las de la empresa, lo que implica que no tienen conocimiento de las mismas y no se puedan tomar decisiones a tiempo e incluso, que no puedan obtener financiamiento en el corto plazo.

En México, alrededor del 77% de las Pymes desean tener un crecimiento y para lograrlo, deben mejorar su gestión financiera, en donde muchas de ellas al ser muy pequeñas (de 1 a 10 empleados) tienden a mezclar las finanzas personales y las del negocio.

Por ello, te daremos las prácticas clave para mantener tus finanzas saludables e incrementes tus posibilidades de crecimiento:

1.- Conoce el origen y destino de tus recursos. Una de las formas más eficientes es abrir una cuenta de cheques de PyMes para poder separar las finanzas personales y las del negocio. Cada mes te llegarán los estados de cuenta y en ellos podrás conocer todos los ingresos y egresos de tu empresa sin mezclar tus finanzas personales. Es muy importante que lleves un registro adecuado de cada gasto, esto te facilitará a la hora de la deducción de impuestos, descubrirás si tu negocio tiene liquidez suficiente por sí solo o tú has estado inyectando dinero para que se mantenga en operación.

2.- Determina tu puesto y sueldo. Muchas veces como dueños de negocio, se comete el error de no asignar un sueldo específico a nuestro trabajo, eso se traduce a que recibas un sueldo cuando tu lo desees y el monto que quieras, sin embargo, lo más sano es asignarse un salario cada quincena o al mes como cualquier otro trabajador. Corregir esto permitirá saber si estás absorbiendo demasiados recursos de la empresa para tu uso personal.

3.- Prepara un fondo de emergencia. Se debe crear un fondo equivalente a 3 meses de tus gastos por cualquier contratiempo, uno para la empresa y otro para tu vida personal. De lo contrario, cuando ocurra algún percance es muy probable que tomes el dinero que le pertenece al negocio para salir del imprevisto personal o viceversa, lo cual es un grave error.

4.- No gastes más de lo que ingresas. Como la anterior recomendación, aplica para ambos lados. La mayoría de los dueños de negocios no conoce su capacidad de endeudamiento, solicitan créditos sin saber que están preparados o si tienen la capacidad de pago suficiente. Por eso es importante que no solamente conozcas lo más básico de tus finanzas que son los ingresos y egresos, sino que también, hagas un monitoreo en tiempo real de los indicadores más relevantes como las cuentas por cobrar, el nivel de endeudamiento, margen operativo o liquidez circulante, entre otros. Para ello existe el panel de Datos Capital que te permite tener visibilidad en todo momento de las métricas clave para tomar decisiones estratégicas respecto a tus costos de operación y otros indicadores, así como mejorar la salud de tus finanzas y que el acceso a financiamiento para tu empresa sea mucho más sencillo de conseguir.

5.- Utiliza una tarjeta empresarial. Es muy común que los pequeños y medianos empresarios utilicen su tarjeta de crédito personal para atender las necesidades de su empresa, sin embargo, esto puede perjudicar tu capacidad de controlar mejor las finanzas del negocio y podrías estar dejando pasar beneficios que se han diseñado exclusivamente para las tarjetas empresariales como: tasas de interés más bajas y plazos de pago más extensos, te permitirá otorgarle financiamiento a la operación si la necesita, estados de cuenta personalizados, generar historial crediticio para incrementar las posibilidades de financiamiento en el corto, mediano o largo plazo, trámites para financiamiento empresarial mucho más rápidos, entre otros.

Seguir estas recomendaciones y utilizar estos productos financieros facilitarán la contabilidad de tu empresa, protegerán tus finanzas personales de una mala administración y podrás obtener soluciones financieras de acuerdo a la necesidad de tu negocio. Además, te permitirá plantear metas y planes reales para que el crecimiento de la empresa sea acorde a la visión establecida. Por otro lado, si continuamos mezclando las finanzas es probable que nunca veamos las ganancias tangibles por nuestro trabajo y reduzca nuestras probabilidades de éxito en el sector en el que nos encontremos.